Si sois de esas personas que suelen leer con asiduidad, habréis recorrido ya miles de páginas que seguro os han hecho experimentar emociones de todo tipo; esas a las que nos llevan viajar sin movernos del sitio, abstraernos en historias entrañables o sobrecogedoras, descubrir personajes con los que empatizamos o que nos resultan repelentes, sentir un cosquilleo ante unos versos que nos tocan la fibra sensible; echar a volar nuestra imaginación y…. aprender.
Todo esto saca a flote sentimientos que muchas veces, por ese ritmo acelerado al que nos lleva la vida, llevamos tan guardados en nuestro interior que ni siquiera nos acordamos de que están ahí.
Solo en un libro pueden concentrarse tantas cosas, y es maravilloso que en un espacio tan reducido y de tan poco coste, podamos tenerlas al alcance de la mano: parece cosa de magia.
Leer nos hace progresar y mejorar como personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.